Costa Rica comenzó hoy el Censo Nacional que se realiza cada década, con el fin de determinar, entre otros asuntos, la cantidad de su población e indicadores sociales y económicos.

El censo, a cargo del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), será aplicado por unos 35.000 educadores que visitarán cerca de 1,3 millones de casas hasta el próximo viernes, explicó el INEC en un comunicado.

El cuestionario contiene 20 preguntas sobre las características de la vivienda, 9 acerca de las personas que viven en la casa en general y otras 31 preguntas para cada miembro del hogar.

El INEC hizo hoy un llamado para que los ciudadanos colaboren con el censo, pues con los datos que se recopilen se puede planificar la construcción de centros médicos, escuelas, carreteras, el establecimiento de más servicios, así como la cantidad de diputados que corresponden a cada provincia para futuras elecciones.

También se obtendrán cifras relacionadas con pobreza, desempleo, niñez, ingresos, inmigración, entre otros.

"Es importante que todos los que vivimos en el territorio nacional seamos contados y, además, que brindemos información veraz ya que esto permitirá que las instituciones del Estado, las organizaciones comunales y la empresa privada utilicen esa información para el desarrollo de proyectos de desarrollo y bienestar social", señaló el INEC.

La información que se recopile con el censo, que se realizó por última vez en el año 2000, sólo se podrá hacer pública en forma global y no individualizada.

Una de las primeras personas censadas fue la presidenta Laura Chinchilla, quien recibió en su casa, en la localidad de Santa Ana, en el sector oeste de San José, a la educadora Gabriela Badilla Abarca, quien le aplicó el cuestionario.

Chinchilla respondió las preguntas en 28 minutos y luego instó a los costarricenses a colaborar con el censo.

El dato oficial del último censo indica que Costa Rica tiene una población de 4,5 millones de habitantes.