Cinco maestros hondureños en huelga de hambre desde hace 27 días en Tegucigalpa pidieron hoy al expresidente Manuel Zelaya que interceda para el reintegro a su trabajo, del que fueron suspendidos en abril pasado.

Uno de los docentes en huelga de hambre, Yanina Parada, dijo a Efe que hoy le están pidiendo públicamente a Zelaya, quien retornó el sábado pasado a su país tras el golpe de Estado del 28 de junio de 2009, que interceda ante el Gobierno que preside Porfirio Lobo, para que se les reintegre a sus labores.

Los docentes esperaban que Zelaya llegara hoy a visitarles para exponerles con mayores detalles su petición.

Los cinco maestros son parte de 303 que fueron despedidos a mediados de abril por ausentarse de sus centros de trabajo durante varias semanas para protestar exigiendo conquistas sociales.

Los despidos fueron efectivos después de que el Gobierno declaró ilegal el paro de los maestros y advertirles, además, que no se les pagaría los días que no impartieron clases.

Los maestros protestaban por el incumplimiento al pago de salarios a unos 6.000 docentes y por la intervención del Gobierno en el Instituto de Previsión del Magisterio (Inprema), recordó Parada.

Parada también dijo que los dirigentes del magisterio que negocian una solución a la crisis con el Gobierno, "han sido incapaces de responder a las demandas de los maestros".

Agregó que la petición a Zelaya se orienta a que influya para que Honduras no sea readmitida en la Organización de Estados Americanos (OEA), mientras los 303 maestros no sean reintegrados a sus puestos de trabajo.

Parada, casada y madre de tres hijos, todos menores de edad, acusó a Lobo de "violar los derechos humanos" de los maestros despedidos.

De los cinco maestros en huelga de hambre, uno de ellos, Luis Sosa, se retiró hace tres días por la muerte de un hermano suyo en Tegucigalpa, pero continúa en el ayuno y regresará al sitio donde mantienen la protesta, a un costado del Parlamento hondureño, en pleno centro de Tegucigalpa, añadió.

Según Parada, ella y Sosa cumplen hoy 27 días en huelga de hambre, mientras que los tres maestros restantes, Valentín Canales, Wilmer Moreno y Juan Carlos Cálix, llevan 25, 22 y 19, respectivamente.

La huelga de hambre "es por tiempo indefinido", afirmó Parada, quien con sus compañeros mantienen su protesta bajo una carpa donde duermen en colchonetas y se alimentan con sueros, agua y miel de abeja.

En las afueras y el interior de la carpa han colocado imágenes de Zelaya, quien regresó a Honduras luego de una firma con Lobo (el pasado día 22) de un acuerdo en la ciudad colombiana de Cartagena, con el auspicio de los Gobiernos de Colombia y Venezuela, para despejar el camino para el regreso del país centroamericano a la OEA.

Honduras fue suspendida de la OEA el 4 de junio de 2009, una semana después del golpe de Estado a Zelaya.