Al menos catorce personas murieron cuando la policía yemení reprimió una protesta política que se había instalado en una plaza de la ciudad yemení de Taiz, informaron hoy fuentes médicas.