La operadora de la central nuclear de Fukushima, Tokyo Electric Power (TEPCO), dijo hoy que el sistema de refrigeración del reactor 5 se paró temporalmente, lo que obligó a recurrir a sistemas auxiliares.

Según indicó la televisión NHK, el sistema de bombeo que inyecta agua en el reactor y las piscinas de combustible de la unidad 5 se detuvo ayer, por lo que TEPCO se vio obligada a instalar una nueva bomba que comenzó a operar poco después del mediodía del domingo.

La temperatura se incrementó a las 11.00 hora local (02.00 GMT) de hoy de 68 a 94 grados en el reactor y de 41 a 46 grados en la piscina de combustible.

TEPCO está investiga la causa del problema en el sistema de refrigeración, aunque baraja la posibilidad de que deba a el fallo en un motor.

Los reactores 5 y el 6 son los únicos que no han sufrido problemas graves tras el terremoto y posterior tsunami del 11 de marzo y se mantenían en "parada fría", lo que indica que están estabilizados y refrigerados por una corriente interna de agua.

El reactor 5 se encontraba conectado a la red eléctrica externa y no ha sufrido explosiones o incendios, como en el caso de las unidades 1, 2, 3 y 4, ni daños en el edificio del reactor que recubre la contención primaria y las piscinas de combustible usado.

En el caso de los reactores 1 a 4 la refrigeración se realiza de manera externa con bombas especiales a la espera de instalar un sistema que cree un ciclo continuo de agua.