Miembros del Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP) rechazaron hoy la presencia del médico Marco Antonio Rosa en el sitio donde miles de personas esperan la llegada del expresidente hondureño Manuel Zelaya, derrocado en 2009.

"Fuera Rosa", gritaban varios de los seguidores de Zelaya, mientras el exfuncionario esperaba sentado en el estrado principal levantado frente a la cabecera sur del Aeropuerto Toncontín, para darle la bienvenida al exgobernante.

"Es un oportunista que hasta hoy aparece, hasta hoy que viene nuestro presidente. Cuando (Rosa) estaba en Casa Presidencial no atendía al pueblo", expresó uno de los manifestantes a un canal de la televisión local.

"No ha aguantado una gaseada (gas lacrimógeno) ni una toleteada (paliza de la Policía), hasta hoy aparece por aquí, por eso estamos pidiendo que lo saquen del estrado, donde a la fuerza se ha metido", agregó.

Una compañera del manifestante se sumó a la protesta y dijo que Zelaya "le dio la mano" a Rosa "pero se la mordió".

"Nunca apareció en las manifestaciones (después del golpe de Estado), no tragó gas, hay que ponerlo a que trague gas, no vamos a aceptar que Rosa esté ahí", añadió la misma joven, quien indicó que nadie se explica cómo es que hoy apareció el cercano colaborador que tuvo Zelaya en su Gobierno.

Uno de los efectivos de la seguridad privada para recibir a Zelaya, que también es miembro de la Resistencia Popular, explicó que la relación del expresidente con Rosa "es normal" y que hoy, como médico, se encontraba en el estrado "por cualquier situación que se pueda dar", de salud, "para ser atendido".

Rosa fue uno de los médicos de Zelaya, quien está regresando hoy a su país, tras el golpe de Estado del 28 de junio de 2009, en un vuelo privado que despegó de Nicaragua.