La Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) hizo hoy un llamamiento a los guatemaltecos a "cerrar filas" para evitar que el país centroamericano se convierta en un "narcoestado".

"La población entera debe dar un paso adelante en contra de quienes desean convertir a Guatemala en un narcoestado", señaló la comisión de las Naciones Unidas en un comunicado emitido ante el recrudecimiento de la violencia en los últimos días.

Guatemala, agregó la comisión de las Naciones Unidas, "no puede repetir" las historias de "terror, zozobra e injusticia" que han padecido otros países latinoamericanos que "han vivido la barbarie generada por los grupos de delincuencia organizada".

La Cicig, que es dirigida por el fiscal costarricense Francisco Dall'Anese, señaló que "Guatemala requiere del compromiso de todos los ciudadanos para cerrar filas ante el crimen organizado, el narcotráfico, las violaciones a los derechos humanos y el terror que ejercen quienes pretenden acallar a la ciudadanía".

Ratificó su compromiso de colaborar con la Fiscalía y las autoridades de justicia y seguridad del país, "en su lucha por la justicia y contra la impunidad", e instó al Gobierno "a brindar seguridad" a los operadores de justicia.

"Sólo el accionar estrictamente enmarcado en la legalidad por parte de las instituciones encargadas de la prevención, persecución y sanción de la delincuencia impedirá que Guatemala retroceda en el proceso de construcción del Estado de Derecho y se debilite aún más el sistema de justicia", añadió.

Diversas organizaciones guatemaltecas han pedido a la Cicig participar en la investigación de los últimos hechos de violencia atroz que se han registrado en este país, como la matanza de 27 campesinos en una finca del departamento de Petén, fronterizo con México y Belice, perpetrada el pasado 15 de mayo.

También le han solicitado indagar el secuestro y asesinato del fiscal auxiliar de la ciudad de Cobán, Allan Vidaurre, cuyo cadáver descuartizado fue hallado el pasado martes en las calles del centro de esa ciudad, crímenes que la autoridades atribuyen al cartel mexicano de narcotraficantes y sicarios Los Zetas.

El miércoles pasado el presidente Álvaro Colom dijo que el país está bajo una "severa agresión" del narcotráfico y prometió capturar a todos los miembros de Los Zetas, que "andan como ratones corriendo por todo el país".

El gobernante aseguró que el narcotráfico "se ha globalizado" y que Guatemala está bajo una "severa agresión", por lo que es necesario emprender una estrategia de lucha regional contra ese flagelo.

En las últimas dos semanas las fuerzas de seguridad de Guatemala han capturado a 16 supuestos miembros de ese grupo, entre ellos cinco mexicanos, y decomisado armas, vehículos, equipos de comunicación y documentos.

Seis de los capturados fueron llevados hoy ante el Tribunal de Alto Impacto, que conoce el caso, pero no pudieron comparecer ante el Juez debido a que a última hora la Fiscalía pidió suspender la diligencia.

Los detenidos han sido trasladados a la capital guatemalteca y recluidos en sectores de alta seguridad en el Centro de Detención Preventiva y la cárcel de Fraijanes.