Las autoridades de Joplin, en el sur de Misuri, informaron hoy de que el número de muertos a causa del tornado del domingo pasado ascendió a 125, mientras continúan las operaciones de limpieza y de conteo de personas desaparecidas.

El gerente de la ciudad de Joplin, Mark Rohr, dijo a la prensa que la cifra actualizada es de 125 muertos y que divulgarán sus nombres "en cuanto sea posible".

Rohr señaló que, en el tercer día de operaciones de búsqueda y rescate, las autoridades no han encontrado más sobrevivientes del tornado pero que continuarán sus esfuerzos.

Agregó que las autoridades han pedido la colaboración del público para el conteo de personas que posiblemente estén desaparecidas.

Según las autoridades, el tornado del domingo pasado, que además dejó más de 900 heridos y millones de dólares en pérdidas, es el más mortífero de los últimos 61 años en la zona.

A manera de comparación, un tornado en Flint (Michigan), en 1953, dejó un total de 116 muertos, según el Servicio Meteorológico Nacional.

Fuertes tormentas la noche del martes dejaron 16 muertos en los estados de Arkansas, Oklahoma y Kansas.

Las autoridades federales de la Agencia para la Gestión de Emergencias (FEMA) dijeron en un comunicado que han enviado al menos seis equipos a la zona para entrevistar a los sobrevivientes en Joplin.

La agencia federal, que ya ha entrevistado a más de 200 personas, coordina sus tareas de ayuda a las víctimas con la Cruz Roja, el grupo humanitario Salvation Army y otras organizaciones voluntarias.

El tornado del domingo pasado golpeó con precisión viviendas y edificios del centro de la ciudad, de 50.000 habitantes, entre ellos un hospital que quedó prácticamente en ruinas.

Las autoridades federales informaron que resultaron dañadas más de 8.000 estructuras tras el paso del fatal tornado, que dejó un rastro de cerca de diez kilómetros de longitud y casi un kilómetro de ancho en la ciudad.