El Gobierno italiano expresó hoy su "satisfacción" por el arresto del exgeneral serbobosnio Ratko Mladic, el presunto criminal de guerra más buscado del conflicto de la antigua Yugoslavia, lo que, según Italia, acerca a Serbia un poco más hacia su ingreso en la Unión Europea (UE).

"Se trata de un auténtico y verdadero hito que acogemos con gran satisfacción", afirmó este jueves el ministro italiano de Asuntos Exteriores, Franco Frattini, a través de un comunicado de prensa.

"Un hito que deseábamos y esperábamos desde hace tiempo, desde hace más de quince años, desde que Mladic fue acusado por el Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia (TPIY) por los cruentos crímenes de Srebrenica y en las guerras balcánicas de los primeros años de la década de los 90", añade.

Según Frattini, Mladic es "un símbolo de la limpieza étnica y de la violencia brutal" que costó la vida a un número "elevadísimo" de civiles en esa época que es, dijo el ministro italiano, "una de las páginas más oscuras de la historia europea".

"Su detención premia a la vez la coherencia y determinación demostrada en estos años por la comunidad internacional y la fuerte voluntad política del Gobierno democrático serbio y del presidente (Boris) Tadic de hacer justicia en el marco de la plena colaboración con el TPIY", afirmó el jefe de la diplomacia italiana.

"Se trata de una prueba de gran madurez democrática de Serbia, que le acerca un poco más a Europa y a la Unión Europea, un proceso (de integración) que Italia ha alentado fuertemente y que requerirá ahora que se acelere ulteriormente, sin reservas", concluyó.

Mladic fue detenido este jueves bajo un nombre falso de "Milorad Komadic", en una aldea de las proximidades de la ciudad Zrenjanin, en el norte de Serbia.