Los equipos de rescate recuperaron hoy cuatro cadáveres en el lago Paranoá, la represa artificial que rodea gran parte de Brasilia, donde un barco de recreo naufragó la noche del domingo con unas cien personas a bordo, por lo que la cifra de víctimas mortales asciende a ocho, informó hoy una fuente oficial.

Los equipos que trabajan en las tareas de búsqueda hallaron durante la jornada de hoy el cuerpo de una mujer y de otros tres adultos, que se suman a los cuatro cadáveres -entre los cuales se encontraban dos menores- encontrados ayer, según los bomberos.

Tres personas podrían estar todavía desaparecidas, aunque las autoridades no disponen de una lista definitiva de pasajeros, por lo que se desconoce con exactitud esa cifra, informó la estatal Agencia Brasil.

Un total de 93 personas pudieron ser rescatadas con vida tras el hundimiento, que tuvo lugar mientras los pasajeros celebraban una fiesta a bordo de la embarcación.

Las operaciones de búsqueda han sido suspendidas por falta de luz y serán retomadas mañana.

La embarcación naufragó en la noche del domingo por razones que todavía son investigadas, pero hay indicios de exceso de pasajeros, ya que la nave tenía cupo oficial para 92 personas.

El comisario de la Policía de Brasilia Adval Cardoso de Matos, citado por el portal de noticias G1, aseguró que los responsables del barco actuaron con "imprudencia", según las primeras investigaciones. EFE