La Fiscalía chilena abrió una investigación por supuesto cohecho a un exministro argentino por parte de la aerolínea LAN entre los años 2006 y 2007, a fin de agilizar la apertura de la firma en ese país, cuando el presidente Sebastián Piñera era accionista mayoritario de esa empresa.

Según fuentes judiciales consultadas hoy por Efe, la Fiscalía Centro Norte inició la investigación para indagar los alcances que puede tener en Chile el supuesto pago de 1,15 millones de dólares al exministro de Transportes argentino Ricardo Jaime, a través de su secretario personal, Manuel Vásquez.

En noviembre pasado el diario Clarín difundió que LAN pagó a Ricardo Jaime esa cantidad por trabajos de consultoría en el área de transporte, lo que habría quedado en evidencia tras encontrarse tres facturas de Controles y Auditorías Especiales de Argentina S.A (CAESA) emitidas entre fines de 2006 y principios de 2007 a nombre de LAN Airlines y una empresa asociada a la firma chilena.

Según la Fiscalía Centro Norte, las indagaciones las efectúa el fiscal jefe de "Delitos de Alta Complejidad" de esa entidad, José Morales, quién viajó en marzo a Argentina para entrevistarse con el juez Norberto Oyarbide, quién instruye en Buenos Aires el caso por enriquecimiento ilícito.

La investigación fue iniciada por Morales después de que el diputado democristiano, Jorge Burgos, solicitara al fiscal nacional, Sabas Chahuán, investigar los hechos que habían sido denunciados por el diario argentino.

La semana pasada La Nación de ese país, destacó en sus páginas que el juez Oyarbide ordenó enviar exhortos diplomáticos a Chile, en el marco de la investigación.

Según las fuentes judiciales, de existir algún indicio de que el presidente Sebastián Piñera estaba al tanto de la transacción, el fiscal Morales deberá inhabilitarse de acuerdo a las leyes que rigen al Ministerio Público, ya que en ese supuesto es el fiscal nacional quien deberá continuar con la investigación.

El 18 de febrero del 2010, la sociedad de inversiones Axxion, a través de la cual el entonces presidente electo de Chile, Sebastián Piñera, controlaba un 19,03 % de LAN, decidió vender su participación a la familia Cueto, socio en el pacto controlador de la aerolínea, operación que supuso unos 1.230 millones de dólares.

El acuerdo entre Axxion y Costa Verde Aeronáutica S.A., que representa a la familia Cueto, permitió a esta última quedarse con el total de las acciones de Piñera, en las que se incluyó el 2 % correspondiente a Inversiones Santa Cecilia, también ligada en la oportunidad al mandatario.