El ministro de Defensa chileno, Andrés Allamand, interpuso hoy una querella en contra de quienes agredieron a varios cadetes y militares mientras estos aguardaban el inicio de una marcha en homenaje a las Glorias Navales, el pasado sábado en Valparaíso.

"No vamos a tolerar que se ataque impunemente a integrantes de las Fuerzas Armadas", subrayó Allamand, que presentó la demanda en el Juzgado de Garantía de esa ciudad, situada a 120 kilómetros al oeste de Santiago, junto al Intendente de esa ciudad, Raúl Celis.

El sábado pasado, y mientras las diferentes escuelas matrices desfilaban tras el discurso del presidente Sebastián Piñera, en el que dio cuenta pública de su gestión, en la sede del Parlamento, varios encapuchados atacaron a los efectivos militares.

El general de la Quinta Zona de Valparaíso, el general de Carabineros Rodolfo Pacheco, confirmó hoy a los periodistas que la pedradas lanzadas por los manifestantes alcanzaron a tres cadetes y a un suboficial de la Armada y cuatro soldados del Regimiento Maipo.

El ministro de Defensa recalcó hoy que "el Gobierno no va a tolerar que se reiteren acciones de esta naturaleza, en las cuales un grupo de desalmados con el pretexto de manifestarse agredan en forma alevosa y cobarde a un grupo de representantes de las Fuerzas Armadas, cuando estos últimos se aprestaban a participar del desfile de las Glorias Navales".

"Nosotros nos hemos hecho eco de la indignación que tiene el país, precisamente por este ataque tan cobarde contra un destacamento de la Escuela Naval y del Regimiento Maipo, que son dos de las instituciones con mayor prestigio en el país", manifestó.

En esta línea, Allamand afirmó que de acuerdo con los antecedentes que se han recabado, el ataque sufrido tanto por los alumnos de la Escuela Naval y del Regimiento Maipo, corresponde a una acción coordinada, en la cual un grupo se organizó para atacar por la espalda a ambos destacamentos uniformados.

"Esta querella, por el delito de atentado contra las Fuerzas de Presentación, que hemos presentado como Gobierno, ministerio de Defensa e Intendencia, es para dar una señal muy clara de que nosotros no vamos a tolerar que se ataque impunemente a integrantes de las Fuerzas Armadas, que están participando de un desfile patriótico", sentenció.

En tanto, un grupo de ecologistas dirigidos por el coordinador de Acción Ecológica, Luis Mariano Rendón, presentó este lunes una demanda para que se investigue los disturbios ocurridos durante la marcha contra el proyecto Hidroaysén y la brutal agresión contra el suboficial mayor Mauricio Muñoz, el pasado viernes en Santiago.

Rendón, que presentó la querella en el Octavo Juzgado de Garantía de la capital chilena, acompañado por los representantes de la Asociación de Barrios y zonas Patrimoniales y Alerta Chile, dijo a los periodistas que ese día participaron en la marcha unas 50 mil personas "y fue un número de 200 sujetos los que causaron los desórdenes".

"No vamos a permitir que unos vándalos pongan en peligro la vida de las familias que van a las marchas. Son un hecho que repudiamos porque atenta contra la vida de las personas", añadió Rendón, a quien hoy le fue denegada la autorización para una nueva marcha el próximo viernes.

"Los responsables de los daños y los hechos delictivos son los que cometen esos actos y por eso estamos pidiendo que se busque a los responsables. Vamos a mejorar nuestra coordinación con Carabineros", apostilló el representante ambientalista.

Los manifestantes del viernes marcharon en protesta por el proyecto HidroAysén, que contempla la construcción de cinco represas en la Patagonia chilena, que impulsan Endesa Chile, filial de Endesa España y la chilena Colbún.