El exjefe de la policía de Guatemala Javier Figueroa se encuentra detenido en Austria después de que Guatemala solicitara su extradición por delitos de ejecución extrajudicial de trece presos en 2005 y 2006 en el país centroamericano.

El arresto se produjo el lunes por la tarde, según confirmó hoy a Efe Alois Ebner, portavoz de la Fiscalía de Ried im Innkreis, en la región de Alta Austria, donde Figueroa vive como refugiado desde 2007.

"Ayer por la tarde fue arrestado y se encuentra detenido debido al proceso de extradición", indicó Ebner, quien se refirió a la presunta participación de Figueroa en el "asesinato de presos" en 2005 y 2006.

El portavoz explicó que la detención, ordenada por la Fiscalía, busca evitar que el presunto criminal pueda salir del país mientras las autoridades austríacas deciden si le extraditan o no a Guatemala, una decisión que puede "tardar meses".

"Seguro que va tardar tiempo hasta que se decida si es extraditado o no. Se ha iniciado el proceso de extradición y ha sido detenido para que no pueda huir y la decisión sobre la extradición tardará un tiempo", indicó.

De momento, está previsto que Figueroa sea interrogado hoy por un juez y que permanezca arrestado hasta mañana por la tarde, cuando se decidirá si se prolonga su detención.

De ser encontrado culpable en un juicio en Guatemala, Figueroa podría ser condenado a hasta 30 años de prisión o incluso a la pena de muerte, aunque Ebner aseguró que en la petición de extradición las autoridades del país centroamericano han asegurado que en ningún caso se aplicará la pena capital.

A Figueroa se le acusa en Guatemala de haber formado parte de una estructura criminal, en la que también habrían participado otros ex altos cargos de las fuerzas de seguridad, y de ser responsable de la "ejecución extrajudicial" de unos trece presos durante dos operaciones en 2005 y 2006.

Por este caso también están procesadas otras siete personas, entre ellas el exministro del Interior guatemalteco Carlos Vielmann, quien reside en España y se encuentra a la espera de que la Audiencia Nacional española resuelva su extradición solicitada por la Justicia guatemalteca para juzgarle por esos crímenes.

También está acusado el exdirector de la Policía Nacional Civil guatemalteca Erwin Sperisen, quien reside en Suiza; y el exdirector del Sistema Penitenciario de Guatemala Alejandro Giammattei, quien está en prisión desde octubre del año pasado.