Al menos una decena de personas han muerto en el asalto armado de un grupo de insurgentes talibanes a una base militar de la ciudad sureña de Karachi, informaron hoy canales de televisión locales.

Según el canal GEO, fuerzas del Ejército habrían matado al menos a seis insurgentes, mientras que la cadena DAWN cifra en cinco el número de víctimas mortales entre los miembros de las fuerzas de seguridad.

El ataque fue reivindicado por el movimiento talibán, recogen los medios locales.

Realizado por una quincena de hombres armados, el asalto se inició cerca de la madrugada y ocho horas después proseguían los tiroteos entre los soldados paquistanís y los insurgentes talibanes, que se hicieron fuertes en el interior del recinto.

Un portavoz de las Fuerzas Navales, Irfan-ul-Haq, explicó a Efe que el grupo asaltante irrumpió con rifles automáticos en la base aérea de PNS Mehran, usada por la Marina, y que en los primeros enfrentamientos mató a dos miembros del cuerpo.

"Han atacado al avión (de patrulla marítima) P-3C Orion. No puedo decir cuántos terroristas hay dentro de la base pero han sido rodeados por marines", relató el portavoz.

Durante el asalto a la base aérea se oyeron en la zona nueve explosiones y varios tiroteos, y según medios locales los asaltantes habrían logrado destruir dos aviones de guerra.

En abril pasado ya se registraron en Karachi, la ciudad más poblada de Pakistán, dos atentados contra autobuses de la Marina, que dejaron un total de ocho muertos.

El asalto se produce exactamente tres semanas después de que comandos de elite norteamericanos mataran el pasado día 2 a Osama Bin Laden en la ciudad de Abbottabad, cercana a Islamabad, en una operación que el movimiento talibán prometió vengar con ataques contra Pakistán y Estados Unidos.