Funcionarios, expertos y académicos de Centroamérica participan desde hoy y hasta mañana en la capital guatemalteca en una reunión de alto nivel en la que analizarán estrategias conjuntas para producir energías limpias y dejar de depender del petróleo.

La actividad denominada "Cumbre Energía limpia, Guatemala 2011", es organizada por el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), y tiene como objetivo "analizar estrategias" y promover iniciativas de inversión en el campo de la producción de energías renovables.

El hondureño Nick Rischbieth, presidente del BCIE, destacó en el acto de inauguración del foro el "interés estratégico" de los países centroamericanos de modificar sus fuentes de producción de energía, para dejar de depender de los derivados del petróleo, cada vez más costosos, y a la vez contribuir con la protección del medio ambiente.

Existe en la región una amplía "necesidad de incrementar la generación de energía limpia", no solo para el beneficio económico de los países, sino principalmente para la preservación del medio ambiente y el bienestar de sus ciudadanos, señaló Rischbieth.

En los últimos años, el BCIE ha financiado 115 proyectos de producción de energías renovables en la región por un monto de 1,4 millones de dólares.

"Los proyectos financiados por el BCIE están contribuyendo al ahorro de divisas de los países por la disminución de importaciones de petróleo utilizado en la generación de energía térmica, y están ampliando la capacidad de generación eléctrica en beneficio de la población centroamericana", señaló la institución en un comunicado.

Durante la cumbre, que concluirá mañana martes, se presentarán los resultados de una investigación sobre análisis y comparación de las normas técnicas en los proyectos de generación de energía eléctrica por fuente renovable de energía, realizado por el proyecto "Acelerando Inversiones en Energía Renovable en Centroamérica y Panamá" (ARECA) del BCIE.

Héctor Rodríguez, coordinador de ARECA, dijo a Efe que con ese estudio se "busca propiciar un marco legal, que con programas y regulaciones, catalicen oportunidades para la generación de empresas de alta tecnología y permitan el intercambio de información, con el incremento en la diversificación y seguridad energéticas en nuestros países".

En el encuentro de alto nivel participan representantes de los ministerios de Energía y de otras instituciones gubernamentales de la región, así como del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

También asisten representantes del Banco de Desarrollo de Alemania (KfW), Alianza de Energía y Ambiente (AEA) del Sistema de Integración Centroamericana (SICA), empresarios del sector privado, proveedores de equipo y servicios energéticos y banca comercial, de acuerdo a la información oficial.

El BCIE, que tiene su sede central en Tegucigalpa, fue fundado en 1960 por Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua y Costa Rica, y como socios extrarregionales tiene a México, Taiwán, Argentina, Colombia, España, Panamá, República Dominicana, y a Belice.