Al menos siete personas murieron en las últimas horas en Irak y otras once resultaron heridas en atentados y ataques en distintas zonas del norte del país, informaron hoy a Efe fuentes de la Policía iraquí.

Según las fuentes, un policía y su hermano fueron asesinados hoy por desconocidos que irrumpieron en su casa, en el norte de la ciudad de Kirkuk, unos 250 kilómetros al norte de Bagdad.

Asimismo, señalaron que dos soldados iraquíes perdieron la vida anoche y otros dos sufrieron heridas por el estallido de un artefacto al paso de sus vehículos a unos 30 kilómetros al sur de Kirkuk.

También anoche, dos policías fallecieron y otros ocho resultaron heridos por la detonación de una bomba que intentaron desactivar en el sur de la ciudad de Mosul.

En otro suceso, un civil murió hoy y otro sufrió heridas por los disparos de un grupo armado, en la localidad de Kanaan, a unos 20 kilómetros al este de Baquba, capital de la provincia de Diayala, al noreste de Bagdad.

Las fuerzas de seguridad detuvieron a dos sospechosos de estar implicados en ese ataque, explicaron las fuentes.