Medio centenar de españoles que residen en Washington se sumaron hoy a las protestas del llamado "movimiento 15-M", que desde hace seis días se han extendido por España y el extranjero.

Convocados por la red social Facebook, los "indignados" eligieron para expresar su malestar la céntrica plaza de "Dupont Circle", el mismo emplazamiento donde hace casi un año se reunió la comunidad española de la capital para celebrar la victoria de España en el Mundial de fútbol.

Al grito de "somos expatriados y estamos indignados", unas 50 personas, la mayoría de ellos jóvenes, se han solidarizado con las manifestaciones por una "democracia real" que tienen su epicentro en la Puerta del Sol de Madrid.

Durante la protesta no han cesado los guiños a la emblemática plaza madrileña, recordada en carteles como "SOLidaridad" y "Sol brilla en Washington", y en los cánticos: "aquí estamos todos con sol".

"El enfado es el mismo que en Sol, pero aquí hay una reivindicación adicional: muchos de los que hoy están en esta plaza querrían volver a España y no pueden, porque allí no hay oportunidades", dijo a Efe el joven organizador de la protesta "Democracia Real DC", Octavio Medina.

Si el público de las protestas en España cada día es más heterogéneo, en el extranjero la mayoría de sus protagonistas son jóvenes, de manera que algunos manifestantes consideran que ésta es una reivindicación generacional.

"Ésta es la lucha de la gente de entre 25 y 30 años, a la que vendieron que estudiar era lo más importante y que, si ibas a la universidad, hacías un máster, y luego un doctorado, tendrías el kit completo de la vida ideal. Hemos visto que no es así", lamentó Lourdes Álvarez.

A la concentración se sumaron también emigrantes que llevan hasta dos décadas fuera de España, como Juan Suárez, quien denunció que el problema es que el país "no puede absorber el talento que sale cada día de las universidades".

Es el caso de los investigadores Iñaki Ugarte y Manuel Luna, que han tenido que instalarse en EEUU para poder desempeñar su profesión.

La continuidad de las protestas en la capital de EEUU dependerá de cómo evolucione el "movimiento 15-M" en España, dijo Medina.