Cuando el puertorriqueño José Villa llegó hace 25 años, había pocos hispanos en Hawai.

La situación cambió rápidamente: la población hispana en Hawai aumentó 37,8% de 2000 a 2010, según cifras del censo de Estados Unidos difundidas el jueves.

Villa y su esposa recorrieron el año pasado el archipiélago para alentar la participación de los hispanos en el censo. Los censistas encontraron chispazos de la cultura latina: desde una misa en español en Kona hasta cafeterías argentinas en Maui.

"He visto crecer la presencia de la comunidad hispana desde casi nada", aseguró Villa. "La comunidad hispana aquí es un mercado emergente".

De acuerdo con el Censo, los hispanos totalizaban 120.842 en 2010, cuando en el 2000 eran 87.699.

La diversidad demográfica se ha ampliado en Hawai, dijo el profesor de estudios étnicos de Hawai, Noel Kent.

"Básicamente teníamos una población con una diversidad asiática, polinesia y europea, ahora tenemos una población latina fuerte", agregó. "La población hispana introduce una variante cultural nueva".

Hawai y muchos países latinoamericanos tienen bastante en común, como un clima tropical, familias muy unidas y una cultura que respeta a los mayores, dijo Villa, presidente de la cámara de comercio hispana llamada Latin Business Hawai (Empresas Latinas en Hawai).

"El respeto es muy importante en la comunidad latina, y también es muy importante en las comunidades asiáticas y hawaianas", señaló. "Nosotros nos sentimos muy cómodos aquí".

Los hispanos en Hawai son una mezcla de ex militares provenientes del territorio continental e inmigrantes recientes, dijo Villa.

El resultado, una comunidad hispana más homogénea que la de territorio continental, donde hay enclaves, o barrios, con grupos latinos específicos, agregó.

A la par del aumento de la diversidad racial en Hawai también se ha incrementado la población mestiza, de 21,4% en 2000 a 23,6% en 2010.

Este aspecto propicia la reflexión en torno a una cultura que acepta los matrimonio entre personas de razas distintas, dijo Sarah Yuan, del Centro sobre la Familia de la Universidad de Hawai.