Los cubanos podrán vender casas, carros, formar cooperativas y las autoridades irán eliminando subsidios estatales, cuando entren en vigencia las medidas aprobadas por el congreso del Partido Comunista (PCC).

No hay fecha para que entren en vigor y se espera que en los próximos meses los legisladores y ministerios hagan las normativas correspondientes para que las medidas se conviertan en ley.

Los "Lineamientos de la Política Económica" aprobados en abril por el VI Congreso del PCC fueron distribuidos en los puestos de revistas y oficinas de correo. Los textos incluyen una tabla en la que se explica cada una de las medidas y los cambios de que fueron objeto con base en el documento original debatido por cientos de miles de personas a fines de 2010.

El Congreso se realizó del 16 al 19 de abril y aunque hubo versiones de prensa nacional los textos aprobados no habían sido divulgados.

Bajo estos documentos se espera una profundización de la política iniciada por el presidente Raúl Castro que busca una "actualización" del modelo socialista de Cuba.

En este contexto se incorporó la posibilidad de comprar y vender automóviles entre particulares y se amplió --a partir de un artículo que existía en el documento original-- la adquisición de casas por parte de las personas naturales.

"Establecer la compraventa de viviendas y flexibilizar otras formas de transmisión de la propiedad (permutas, donaciones y otras)", indicó el lineamiento 297; mientras el 285 especificó "establecer la compraventa de automotores".

Actualmente la adquisición entre particulares de estos bienes está limitada. Estas nuevas flexibilizaciones son un ejemplo la dirección de Castro que busca mantener el Estado comunista, pero con reglas claras que eliminen la burocracia y las ilegalidades.

El nuevo documento del PCC tiene 313 lineamientos o directivas sobre temas económicos.

La necesidad de eliminar la doble circulación monetaria, limitar los subsidios indiscriminados para todos los cubanos y dirigirlos a los más necesitados o pagar a los campesinos productores de caña de acuerdo con el precio del mercado internacional del azúcar son algunos de los aspectos tratados en el documento.

También se revisará la política de precios, se estimulará la creación de las cooperativas de bienes y servicios y se estudiará entregar a miles de familias muchos edificios que ocupan actualmente dependencias de gobierno para convertirlos en viviendas.

Otro de los puntos es que se estudiará la eliminación de los permisos exigidos a los cubanos para salir al exterior, algo que ya fue mencionado también en los últimos años.

Castro advirtió durante el Congreso que los documentos que emanaran del encuentro serían sobre temas económicos, mientras convocó a una convención partidaria para enero cuyo objetivo será analizar cuestiones de índole política.

Para evitar que los documentos del PCC se conviertan sólo en una lista de deseos se creó una comisión del gobierno "para conducir la implementación y desarrollo", explicó Castro al cierre del congreso y fue ratificado ahora por los documentos.