FNL marcho a lo largo de la Quinta avenida en el decimoséptimo Desfile Nacional Puertorriqueño

Miles de banderas puertorriqueñas agitadas al unisonó, vistieron la quinta avenida formando  un mar de olas rojas y blancas.

Francisco Cortes, director de FNL, acompañado por Geraldo Rivera encabezaron  el equipo de más de 60 personas que marcharon  desde la calle 44 hasta la 79 repartiendo bolsos y collares  alegóricos a los cientos de miles de espectadores.

Bajo un cielo claro y con altas temperaturas, adultos, niños y ancianos marcharon a pie y en decenas de carrozas mientras sus compatriotas los saludaban emocionados a cada lado de la avenida.

"Es un honor estar aquí porque este año el desfile rinde honor a nuestro pueblo, Guayama", dijo Adelaida López, de 50 años. "Es el pueblo de los brujos".

El ambiente de fiesta dominó la celebración anual, que se adueñó de la arteria más famosa de Manhattan desde la calle 44 hasta la 79.

Grupos de bailarinas ataviadas con vestidos tradicionales movían las caderas a ritmos de salsa y "bomba y plena", rodeadas de orquestas y automóviles descapotables con "misses" locales de la isla que saludaban a los espectadores. El público ondeó miles de banderas puertorriqueñas, convirtiendo la avenida en un mar de azul, rojo y blanco.

Madelyn Lugo, presidenta del desfile, dijo que 80.000 personas marcharon durante la fiesta, mientras que aproximadamente dos millones acudieron a verla.

"Este es siempre uno de los desfiles más divertidos y con más público. Hay un espíritu que se respira, y que siempre ha estado ahí", dijo el alcalde de la ciudad, Michael Bloomberg, vestido con una guayabera para la ocasión. "Hoy todos somos un poco puertorriqueños".

Entre las celebridades invitadas al festejo se contaban Víctor Cruz, de los Giants de Nueva York, y el actor John Leguizamo.

El honor de ser Gran Mariscal fue concedido al doctor Félix Matos-Rodríguez, presidente de Hostos Community College y el lema del desfile este año fue "Puertorriqueños y la educación superior".

Los políticos que este año participan en contiendas electorales no dudaron en desfilar con grandes carteles destacando sus candidaturas. Hispanos a favor del presidente Barack Obama caminaron con lemas como "Sí se puede" y voluntarios del desfile participaron en una campaña de registro de votantes.

Tampoco faltaron políticos como el gobernador del estado, Andrew Cuomo, y la congresista puertorriqueña Nydia Velázquez.

Alice Santiago, una estadounidense de origen irlandés pero con familiares puertorriqueños, dijo que viajó tres horas desde Nueva Jersey para celebrar la festividad.

"Me encanta, se respira tanta energía", señaló la secretaria de 53 años. "Siento que viendo esto se puede ser puertorriqueño por un día".

Bailarines en zancos, jóvenes que bailaban reggaeton con la música a todo volumen, sindicatos y bandas escolares marcharon también por la avenida. En la fiesta destacaron hombres que caminaban con "pavas" o sombreros tradicionales de Puerto Rico, y bailes de "cabezudos", o personas disfrazadas con enormes cabezas de cartón piedra.

José Laureano, de 61 años, dijo que lleva cinco años acudiendo al desfile porque le recuerda a su isla natal.

"Me gusta la alegría que hay, el ambiente de fiesta", dijo el puertorriqueño, quien realiza trabajos de mantenimiento en un edificio de apartamentos. "El desfile me muestra las tradiciones de Puerto Rico".

La celebración se adueña de la avenida cada año desde 1958, y se ha convertido en uno de los actos más concurridos de la ciudad.

Portavoces de la policía de Nueva York dijeron a media tarde que no se habían reportado problemas durante el desfile.

Fuente AP

Síguenos en twitter.com/foxnewslatino
Agréganos en facebook.com/foxnewslatino