La división de investigación y análisis del banco Citigroup rebajó hoy sus cálculos de crecimiento global hasta el 2,9 % para este año, un anuncio que realizó el mismo día en que Goldman Sachs aseguró que hay un 40 % de probabilidades de que la economía mundial se estanque.

Los economistas de Citigroup también revisaron a la baja sus pronósticos de expansión del producto interior bruto (PIB) mundial para el año que viene -para el que pronostican un crecimiento del 3 %-, ya que las perspectivas de crecimiento "continúan deteriorándose rápidamente", según un estudio del que informa hoy el canal CNBC.

Ésta supone la segunda vez en menos de un mes que el banco estadounidense reduce sus pronósticos de expansión económica mundial, recuerda esa cadena de información financiera.

Además, el banco ha rebajado desde el 9 % hasta el 8,7 % su cálculo de crecimiento del PIB de China para este año.

Debido a la crisis de deuda que afecta a la zona euro, Citigroup prevé más rebajas en la calificación de la deuda soberana de algunos de los países que comparten la moneda única europea como Italia, España, Grecia, Portugal y Chipre.

El informe de Citigroup se hizo público el mismo día en que el banco de inversión Goldman Sachs alertó del riesgo de que la economía mundial viva un "gran estancamiento", para el que pronostica que hay un 40 % de probabilidades, según un análisis del que informa también la CNBC.

"El estancamiento es más probable de lo que se querría. Como este tipo de escenarios están relacionados con la crisis financiera, la probabilidad en el actual entorno económico es más elevada de lo normal", aseguró el economista de Goldman Sachs Jose Ursua, según publica esa cadena.

El experto detalló que el estancamiento económico se caracteriza por "un crecimiento del PIB per cápita por debajo del 1 % y menos volátil de lo normal", así como por "baja inflación, una elevada y sostenida tasa de desempleo y precios de vivienda estancados".

Según Ursua, evitar un escenario de ese tipo requiere de políticas gubernamentales para recuperar la confianza y poner en marcha reformas que estimulen de forma "decisiva" el crecimiento económico.