Los diputados franceses aprobaron hoy la ley del matrimonio entre personas del mismo sexo, que podrá entrar en vigor dentro de dos meses tras su examen en el Senado.

El texto recibió el apoyo mayoritario de los grupos de izquierda, con 329 votos a favor, 229 en contra, esencialmente de la derecha, y diez abstenciones.