Mujeres rurales de Uruguay, México y España se reunieron en la localidad uruguaya de Colonia para intercambiar experiencias "y sueños" para su desarrollo económico, social, cultural y político, según explicaron hoy las participantes en la cita.

La reunión congregó a más de cien mujeres, quienes escucharon ideas y soluciones prácticas a sus problemas para el desarrollo de cooperativas y talleres, además de otras iniciativas para impulsar su estatus y su calidad de vida.

Según explicó a Efe María de Lima, alcaldesa de la localidad uruguaya de Nueva Helvecia, que ejerció de anfitriona del evento, una de las principales conclusiones que extrajeron las participantes es que "existen problemas que son iguales para todas las mujeres y particularmente para las mujeres rurales", y que tomar conciencia de eso y ver que algunos grupos han conseguido solucionarlos "proporciona una mayor fuerza".

"Las asociaciones de mujeres rurales en Uruguay tienen muchas ideas pero dudas y miedos sobre cómo desarrollarlas. Y con este intercambio vimos que hay experiencias iguales que se pueden emplear, y eso refuerza mucho el esfuerzo, pues se ve que vale la pena", añadió.

Así, entre otros asuntos, destacó como una idea que probablemente se lleve a cabo en Uruguay la experiencia mexicana de las cooperativas de crédito económico, con las que las mujeres campesinas de ese país se financian a sí mismas.

La representante de la Red Mexicana de Mujeres Consorcio Valor Rural, Núria Costa, explicó a Efe que esta iniciativa supuso la formación de "grupos solidarios de mujeres ahorradoras", una medida que además de permitirles financiar proyectos "impulsa la cultura del ahorro".

"Esto además se ha ido expandiendo a otros grupos y ya tenemos organizaciones de niños ahorradores. Esa situación genera recursos en el territorio. Vimos que aquí en Uruguay esto gustó mucho, así que tenemos el compromiso de venir a explicarles bien su funcionamiento y la práctica con la que lo desarrollamos", indicó.

A cambio, Costa apuntó que de Uruguay se lleva las iniciativas de las mujeres rurales de formar sin esperar la llegada de fondos públicos sus propios centros de formación, donde se trabaja en la educación y el esparcimiento de estas mujeres.

"Esto fue realmente un intercambio de experiencias y sueños y nos fuimos con la convicción de que estas son las mejores formas de trabajar en el desarrollo de la mujer rural", añadió la mexicana.

Por su parte, Juana Borrego, de la Federación de la Mujer Rural de España, destacó que esta reunión es un lugar donde "contar y aprender" y donde se impulsa a las mujeres rurales a que se muevan y "que se sepa que existen".

"Con el desarrollo de la mujer rural, con la mejora de su situación, con formación, capacitación, se trabaja en la igualdad real entre los géneros, a lo mejor no para las que luchan hoy, pero al menos para sus hijos e hijas", indicó.

Borrego defendió que las mujeres rurales puedan impulsar sus "ilusiones y las cosas en las que creen" con iniciativas como esta, que también sirven para tener "mujeres preparadas" para todo, incluso para entrar en política a defender sus intereses.