El astronauta Pedro Duque ha señalado hoy que EEUU y Europa están "condenados a entenderse" en materia espacial porque hay países que vienen "empujando fuerte".

"Más vale estar juntos porque viene gente -países emergentes- empujando", ha remachado este astronauta en una conferencia en Fiturtech sobre vuelos tripulados y tecnología espacial.

Un ejemplo de esta colaboración, ha dicho, es el proyecto Orión, en el que la Agencia Espacial Europea (ESA) desarrollará un módulo de servicio para la cápsula norteamericana del mismo nombre.

El acuerdo se firmó este mes entre la ESA y la NASA y mantiene, según ambas agencias, el espíritu de cooperación que hizo posible el desarrollo de la Estación Espacial Internacional.

Esta nueva nave, cuyo primer lanzamiento está programado para 2017, llevará al ser humano a destinos nunca antes alcanzados.

"La nueva nave Orión abrirá la puerta a nuevos viajes lejos de la Tierra, y Europa participa", ha constatado Duque.

En cuanto al turismo espacial, este astronauta ha indicado que los primeros viajes se pueden producir incluso este año, si bien ha admitido, en declaraciones a Efe, que para que una persona con un nivel de ingresos normal pueda permitírselo "aún queda mucho".

"Hay que quemar etapas que hagan esto más accesible, como pasó en la aviación", ha relatado Duque, quien ha apuntado que entonces una persona tenía que ahorrar durante un año o dos para volar en avión.

Duque ha afirmado además que para que el turismo espacial sea una realidad es necesario que cualquier turista pueda hacerlo físicamente y para ello hay que adaptar los aparatos a las personas.

El turismo espacial puede ser oportunidad para financiar nuevos proyectos de investigación espaciales, tal y como ocurrió por ejemplo con las telecomunicaciones vía satélite.

Duque ha ahondado en la importancia de que se continúe invirtiendo en investigación espacial: "los gobiernos deben invertir en I+D+i", porque esto a medio y largo plazo revierte en la ciudadanía, pero no sólo económicamente, sino en su vida diaria con inventos como la cámara digital hecha para hacer fotos en Júpiter.

Sobre la posibilidad de volver al espacio, este experto ha manifestado que a largo plazo no es una opción porque "uno no va para joven", pero en los próximos cinco o diez años sí podría.

"Es una de esas cosas que cuando uno las hace y le sale bien y ves los resultados, claro que lo quieres hacer otra vez", ha concluido.