El Comité de Instrucción (CI) de Rusia anunció hoy que ha incoado una causa penal por abuso sexual de un niño ruso adoptado por una familia de Estados Unidos.

"He ordenado incoar un expediente penal contra esa familia. A lo mejor eso ayuda a frenar de algún modo a aquellos pseudoadoptantes y pseudopadres estadounidenses", dijo Alexandr Bastrikin, jefe del CI, citado por agencias locales.

Precisó que tomó dicha decisión tras recibir un telegrama del embajador ruso en EEUU en el que éste informa de los abusos sexuales que sufre un niño ruso de seis años en una familia norteamericana, "mientras nuestros diplomáticos y el cónsul no pueden hacer nada al respecto".

Rusia aprobó en diciembre pasado una ley que prohíbe las adopciones de niños rusos por familias de Estados Unidos, iniciativa que desató fuertes críticas entre los intelectuales y defensores de los derechos humanos rusos.

La prohibición llegó en respuesta a un acta estadounidense aprobada recientemente que impone sanciones, como negación de visados y congelación de activos, a funcionarios rusos presuntamente implicados en la muerte en prisión del abogado ruso Serguéi Magnitski, acaecida en 2009.

Moscú argumentó su decisión con varios casos de violación de los derechos de los niños adoptados en EEUU y con la negativa de la Justicia estadounidense a autorizar que las autoridades rusas investigaran dichos casos.

La agencia Interfax informa de que un total de 19 menores rusos han sido asesinados desde 1996 adoptados por familias norteamericanas, mientras el CI investiga otros 12 casos de violación de los derechos de niños adoptados en EEUU.