El presidente de Perú, Ollanta Humala, inauguró hoy un Centro de Servicio de Apoyo al Hábitat Rural, denominado "tambo", en el distrito de Belén, en la región selvática de Loreto, que se estima beneficiará a unos 10.000 pobladores.

"Para que el desarrollo y el crecimiento económico sea sostenible debemos dar apoyo a las poblaciones vulnerables, sobre todo las rurales", declaró Humala al canal de televisión estatal.

Según un comunicado de Presidencia, este "tambo" beneficiará a "más de 1.700 familias, más de 10.000 pobladores rurales y en su zona de influencia, podrá llegar a atender hasta 45 centros poblados rurales".

El objetivo de los "tambos" es acercar a las poblaciones más alejadas los servicios del Estado, ser un centro de respuesta inmediata a los desastres, desarrollar acciones para mejorar las viviendas rurales y proveer agua y saneamiento.

Estos centros deberán proveer también "servicios de capacitación productiva y social y de gestión en función de las necesidades de las poblaciones", además de asistencia técnica agropecuaria, microcrédito y mejoramiento de huertas, entre otros.

"Tenemos un enfoque de programas sociales de segunda generación (...) ya no es dar alimentos a la población, sino darle capacidades para que puedan acceder al mercado laboral", indicó el presidente.

El Gobierno proyecta construir hasta fines de este año 180 "tambos" en 15 regiones del país, lo que representará una inversión superior a los 60 millones de soles (23,5 millones dólares).

Para 2016 se estima que habrán 500 "tambos" construidos y que su inversión sobrepase los 167 millones de soles (65,4 millones de dólares), según Presidencia.

En la ceremonia participaron el presidente del Congreso, Víctor Isla, y los ministros de Vivienda, Construcción y Saneamiento, René Cornejo; Salud, Midori de Habich; Producción, Gladys Triveño, y de Desarrollo e Inclusión Social, Carolina Trivelli.