Un matrimonio estadounidense, que dice adorar los animales, convivía en su casa con decenas de ellos, incluidos un caimán en el garaje y una veintena de tortugas marinas en la piscina.

La Policía de Clearwater (Florida) detalló hoy que varios agentes acudieron al domicilio en respuesta a la queja de vecinos y allí se encontraron con este pequeño zoológico, que incluía también decenas de gallinas y gallos, faisanes, patos, pájaros exóticos y hasta un cerdo.

El matrimonio, formado por Victor y Julie Vu, aseguró a los agentes que desconocían que tuvieran que tener permiso para tener semejante granja en su casa o que hubiera vecinos a los que les molestara su presencia.

La Policía asegura que los animales, a los que la pareja decía tener como mascotas, no estaban bien cuidados y recordó que es ilegal tener un aligátor en casa.