La ciudad de Buenos Aires registró en 2012 un récord de cortes de calles por protestas sociales y sectoriales con un 46 % más que en 2011, informaron hoy medios locales.

Según el Diario Clarín, la consultora Diagnóstico Político contabilizó a lo largo del año pasado 851 "piquetes" en 251 días hábiles, lo que arroja un resultado de 3,4 cortes diarios, mientras que el año anterior se realizaron 581 interrupciones.

Para la consultora, el incremento en los cortes fue una tendencia general en todo el país, que registró 5.483 interrupciones de vías públicas, un 41 % más que en 2011, cuando hubo 3.214, batiendo un récord para los últimos cuatro años.

En un análisis por distritos realizado por la consultora, la provincia de Buenos Aires fue la más conflictiva con 1.045 cortes.

En segundo lugar se ubicó la Capital Federal, con 851, tras haber liderado la tabla en 2011.

Otras provincias con alto número de bloqueos fueron: Santa Fe (387), Neuquén (292) y Santa Cruz (250). Las menos conflictivas, al igual que en 2011, fueron San Luis (25) y San Juan (39).

Para Patricio Giusto, responsable del área de política argentina de Diagnóstico Político, esto se debe a "una combinación de bajo crecimiento y una inflación que estimó cercana al 30 %".

En cuanto a los actores que protagonizaron los cortes, los trabajadores estatales encabezaron la lista, con 1.339 interrupciones.

En segundo lugar se ubicaron los grupos de vecinos (884), mientras que terceros quedaron las organizaciones sociales (770).

Otros grupos relevantes fueron los trabajadores privados (721), los desocupados y cesanteados (553) y las fuerzas político-partidarias (318).

Teniendo en cuenta que los factores económicos y políticos que impulsaron la conflictividad durante 2012 no se modificarían sustancialmente en 2013 y que, además, Argentina tiene por delante un año electoral, es esperable que el nivel de cortes se mantenga e incluso se acreciente, sostuvo Giusto.