El buque peruano Humboldt partió hoy en una misión de investigación de 82 días a la base Machu Picchu en la Antártida, donde realizará labores de mantenimiento y análisis de fauna marina hallada también en las costas de Perú.

El mandatario peruano, Ollanta Humala, despidió a los investigadores en el muelle de la base naval del Callao deseándoles éxitos en sus tareas y un buen retorno en el "viejo" Humboldt.

Humala dijo que, como parte de la política Antártica, el Estado peruano debe invertir más en la investigación realizada en la base y mejorar las instalaciones de este ambiente.

Además, se debe "crear una cultura para que nuestros hijos sepan que el Perú no solo tiene zona amazónica y altoandina, sino también Antártida".

"Somos un país bendecido por la naturaleza, que goza de todos los microclimas y geografías que hay en el planeta", agregó.

Los investigadores analizarán dos especies marinas que también han sido halladas en la costa del Callao y en el norte peruano, según informó la presidencia de la República.

Los expertos buscan conocer si existe relación entre la centolla y el bacalao de profundidad que viven en ambas regiones, estudiarán los efectos del aerosol en el clima antártico y avanzarán en el análisis del krill, un pequeño crustáceo antártico, por su potencial alimenticio.