El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, comenzó hoy sus vacaciones navideñas en medio de las negociaciones sobre el "abismo fiscal", un tema que previsiblemente le obligará a volver de Hawai la semana próxima para intentar evitar la subida sistemática de impuestos a principios de año.

La familia Obama partirá durante la noche hacia Honolulu para celebrar las festividades navideñas en compañía de la familia que el presidente conserva en las islas.

"Nos veremos la semana que viene", dijo hoy Obama en una rueda de prensa imprevista a última hora de la tarde en la que llamó tanto a demócratas como a republicanos a llegar a un acuerdo que evite el temido "precipicio fiscal".

Aunque este año Obama comenzará las vacaciones el día que tenía previsto, la negociación para evitar la subida de impuestos le obligará a interrumpir su periodo vacacional, que tenía previsto finalizar el seis de enero próximo.

El año pasado, Michelle, Malia y Sasha se adelantaron al presidente para viajar a Honolulu, porque Obama tuvo que esperar hasta que el Congreso llegara a un acuerdo para prorrogar por dos meses los recortes de las retenciones sobre las nóminas, y comenzar así sus vacaciones.

En 2010 le ocurrió algo parecido, puesto que postergó su descanso en Hawai hasta que el Congreso ratificó el tratado de desarme nuclear con Rusia, y en 2009 tampoco pudo comenzar las vacaciones cuando había previsto por el debate legislativo sobre la reforma sanitaria.

Este año, además de las negociaciones más urgentes sobre el "precipicio fiscal", Obama viajará a Hawai sin haber anunciado quiénes formarán su próximo gabinete, a excepción del futuro secretario de Estado, John Kerry, cuya nominación oficial fue anunciada hoy.

Además, el presidente estadounidense ha comenzado un camino, que se anuncia tortuoso, para legislar sobre la tenencia de determinadas armas en el país, tras la conmoción provocada por masacre de Newtown (Conneticut) en la que la semana pasada perdieron la vida 20 niños y 6 adultos.

El presidente no tiene previsto, de momento, ningún acto oficial durante su periodo de descanso. EFE