Familiares de las víctimas del 19 y 20 de diciembre de 2001 repudiaron hoy la marcha convocada para esta tarde por sectores opositores al Gobierno argentino de las dos centrales obreras del país por coincidir con las fechas de una protesta popular "que fue masacrada".

"El 19 y 20 de diciembre quedaron marcados en el calendario del pueblo como las fechas de una rebelión popular que fue masacrada", dijeron los familiares en una rueda de prensa en Buenos Aires.

"Duele que se convoque a una movilización sectorial que no tiene por objetivo ningún tipo de acto de memoria sobre lo que pasó en esos días", añadieron, en referencia a las 39 personas que perdieron la vida durante las protestas de diciembre de 2001, que tuvieron lugar en medio de una severa crisis económica.

La movilización de esta tarde fue convocada por Hugo Moyano, líder del ala de la Confederación General del Trabajo (CGT) enfrentada al Gobierno de la presidenta del país, Cristina Fernández, y Pablo Micheli, quien conduce el sector no oficialista de la Central de Trabajadores de Argentina (CTA).

Moyano afirmó este martes que la marcha a la Plaza de Mayo, frente a la sede del Ejecutivo argentino, será "multitudinaria" y contará con "el apoyo de muchos sectores de la sociedad que expresaron su intención de participar".

Además de estos sindicatos también respaldan la protesta sectores rurales y la Unión Cívica Radical (UCR), principal fuerza de oposición en Argentina.