Diez empresas guatemaltecas lanzaron hoy el primer consorcio de laboratorios en Latinoamérica, en el que realizarán análisis de agua, alimentos agrícolas, ambientales, químicos y de combustibles.

El objetivo del Consorcio "G'Labs Group" es incrementar y mejorar la promoción comercial en el extranjero y representa un nuevo modelo de hacer negocios, dijo durante la presentación el presidente de la Comisión de Laboratorios de la Asociación Guatemalteca de Exportadores (Agexport), Marco Centeno.

Según Centeno, este consorcio de laboratorios es único en América Latina y se creó con el fin de responder a las necesidades de los clientes, sobre todo de sectores altamente representativos de la economía como el agrícola, alimentos e industria química.

En el laboratorio, explicó, se podrán realizar análisis desde agua hasta productos derivados del petróleo.

Las diez empresas dedicadas a los laboratorios que conforman el consorcio son Soluciones Analíticas, Ceres, BIOLAB, Ecoquimsa, Ecosistemas, Vertical, DILAB, OTI, Mediciones Ambientales e Inlasa que pertenecen a la Agexport, detalló.

Según Centeno, la creación del consorcio es "un avance para Guatemala y Latinoamérica" porque "marca un antes y un después en la industria de Laboratorios".

"Guatemala se convierte en el primer país de Latinoamérica que presenta un grupo de laboratorios con la capacidad de respaldar a los empresarios nacionales de muchas industrias, de forma técnica y con análisis internacionalmente reconocidos en el mercado, aseguró.

Los análisis, que antes duraban hasta una semana, ahora estarán listos en dos horas y con ello las grandes industrias podrán ser más competitivas en tiempo y costos, sostuvo.

Hasta ahora, Guatemala exportaba los servicios de análisis de laboratorio a Centroamérica, incluyendo a Panamá y Belice, y en 2011 generó divisas por 2,5 millones de dólares.

Sin embargo, con el consorcio, los empresarios calculan que la generación de divisas pueden incrementarse a 10 millones de dólares anuales en el corto plazo.

Centeno dijo que el consorcio fue creado con la cooperación alemana y del proyecto AL-Invest de la Unión Europea (UE) y su reto será darse a conocer con los importadores y exportadores para ofrecer sus servicios de análisis en Latinoamérica para contribuir a la competitividad de la región.