Un masajista que afirma que John Travolta le tocó los genitales y se masturbó delante de él en un hotel de Atlanta (EE.UU.) se sumó hoy a una demanda presentada por otro masajista contra el actor por asalto y agresión sexual, informó la prensa estadounidense.

El segundo demandante, un hombre no identificado, asegura que fue asaltado sexualmente por Travolta durante una sesión de masaje en un hotel de Atlanta el pasado 25 de enero, de acuerdo con la cadena CNN.

Según el portal especializado en famosos TMZ, el hombre afirma que el actor, de 58 años y casado con la actriz Kelly Preston, le tocó los genitales y se masturbó delante de él.

Por ello, decidió unirse a la demanda presentada el viernes pasado contra el actor por otro masajista identificado con el alias de "John Doe", que acusa a Travolta de acoso y agresión sexual y pide 2 millones de dólares por daños y estrés emocional.

"John Doe" sostiene que el pasado 16 de enero, durante una cita para un masaje en el hotel Beverly Hills, en Los Ángeles, Travolta se desnudó frente a él y le tocó los genitales.

El actor, según la demanda citada por TMZ, le pidió al masajista que le masturbara y le contó que parte de su fama y posición actual se deben a "favores sexuales" que realizó en los comienzos de su carrera.

Travolta se disculpó después por su comportamiento, pero a continuación le ofreció mantener relaciones con él y con "otra estrella de Hollywood".

Esta segunda acusación conocida hoy "es tan absurda y ridícula como la primera", comentó el abogado de Travolta, Martin Singer, en un comunicado.

A juicio de Singer, el abogado de los demandantes, Okorie Okorocha, está buscando "tener sus 15 minutos de fama".

El actor lleva dos décadas casado con Preston y ha enfrentado varias veces especulaciones y rumores sobre supuestas relaciones homosexuales.