Los votantes de Carolina del Norte favorecieron hoy un cambio en su Constitución que define el matrimonio entre un hombre y una mujer como la única unión doméstica reconocida por el estado.

Con más del 64 por ciento de los precintos contabilizados, la polémica Enmienda Uno obtuvo 60 % de votos a favor y 40 % en contra, lo que convierte al estado en el treinta uno de la nación en aprobar una enmienda de este tipo.

Carolina del Norte era el único estado del sureste del país sin una definición clara del matrimonio en su Constitución aunque desde 1996 están prohibidas las uniones entre parejas del mismo sexo.

Desde tempranas horas del día habían personas en los lugares de votación a pesar de la lluvia y mal tiempo en algunas áreas del estado, un entusiasmo que no se registraba en décadas durante elecciones primarias.

Asimismo, más de medio millón de personas votaron temprano, superando la cifra de participación de 2008.

Grupos a favor y en contra gastaron más de 3,5 millones de dólares en sus respectivas campañas en una elección que capturó la atención nacional.

"Es un error lo que han cometido los residentes de Carolina del Norte pero es el principio de una batalla legal para quitar este tipo de discriminación de nuestra Constitución estatal", afirmó hoy a Efe Daniel Valdez, del Fondo de Lesbianas y Gays de Charlotte.

La enmienda ignora las uniones civiles de parejas inclusive heterosexuales, pone en peligro la protección contra la violencia doméstica de algunas víctimas y sus hijos menores de edad, según sus opositores.

Los grupos a favor -la mayoría religiosos- argumentaron que la aprobación de la enmienda era un asunto "moral y en nombre de Dios", que busca preservar el núcleo familiar.

Las organizaciones hispanas como la Coalición Latinoamericana (LAC), con sede en Charlotte, advirtieron las consecuencias negativas de la medida para los inmigrantes.

Por ejemplo, algunas políticas de inmigración penalizan a los hijos adultos que contraen nupcias cuando están en proceso de petición de sus padres, obligándolos a elegir entre la documentación y el matrimonio.

Se calcula que más de 212.000 parejas no están casadas legalmente en Carolina del Norte pero gozan de beneficios de sus relaciones domésticas como seguro médico que provee uno de los miembros al igual que a los hijos que se procrean en la relación. EFE