Las computadoras que contarán con la nueva generación de procesadores de Intel comenzarán a venderse esta semana, informó la compañía.

Los nuevos chips, denominados "Ivy Bridge", son los primeros que se fabrican con una estructura "tridimensional". Pequeñas aletas sobresalen del plano del chip, lo que permite a Intel incorporar más funciones en el mismo espacio. Ello significa que los chips pueden ser más veloces y consumir menos energía.

Los analistas lo han calificado como uno de los desarrollos más significativos en el diseño de transistores de silicio desde que se inventó el circuito integrado en la década de 1950.

Los primeros procesadores que salen de la línea de producción están destinados a potentes computadoras de escritorio. Intel Corp. espera incorporarlos en computadoras portátiles a tiempo para el siguiente ciclo escolar.