El papa Benedicto XVI destacó la importancia del turismo en la vida humana, pero al mismo tiempo llamó la atención sobre sus desviaciones, en particular el turismo sexual.

El Pontífice envió un mensaje de saludo el VII Congreso Mundial de la Pastoral de Turismo, que se inicia el lunes y se concluirá el viernes en Cancún, México.

El turismo sexual "devasta, desde el punto de vista moral, psicológico y sanitario, la vida de las personas, de tantas familias y, a veces, de comunidades enteras", expresó Benedicto XVI en el mensaje dado a conocer el lunes por el Vaticano.

Señaló que, "como toda realidad humana, no está exento de peligros ni elementos negativos".

"Se trata de males que hay que afrontar urgentemente, ya que conculcan los derechos y la dignidad de millones de hombres y mujeres, especialmente de los pobres, los menores y los discapacitados",

"La trata de seres humanos por motivos sexuales o para trasplantes de órganos, así como la explotación de menores, su abandono en manos de personas sin escrúpulos, el abuso, la tortura, se producen tristemente en muchos contextos turísticos", afirmó.

"Todo esto ha de inducir a aquellos que se dedican pastoralmente o por motivos de trabajo al mundo del turismo, y a toda la comunidad internacional, a aumentar la vigilancia, a prevenir y contrastar estas aberraciones", agregó.

El encuentro que se realiza en México está dirigido a sacerdotes, religiosos y todos los interesados en estos temas, donde se reflexionará sobre la pastoral en el ámbito del turismo.

Más de 200 participantes provenientes de cinco países de Africa, 16 de América, seis de Asia y Medio Oriente, así como 13 de Europa, participan en los trabajos del congreso.

El Papa los invitó a promover "una cultura del turismo ético y responsable, de modo que llegue a ser respetuoso con la dignidad de las personas y de los pueblos, accesible a todos, justo, sostenible y ecológico".

El disfrute del tiempo libre y las vacaciones periódicas, añadió, "son una oportunidad, así como un derecho".

"La Iglesia desea seguir ofreciendo su sincera colaboración, desde el ámbito que le es propio, para hacer que este derecho sea una realidad para todos los seres humanos, especialmente para los colectivos más desfavorecidos", manifestó.

"La pastoral del turismo ha de acompañar a los cristianos en el disfrute de sus vacaciones y tiempo libre, de modo que sean de provecho para su crecimiento humano y espiritual", expresó.

Al concluir, afirmó, "confío los frutos de este Congreso a la poderosa intercesión de María Santísima, Nuestra Señora de Guadalupe y, como prenda de abundantes favores divinos, imparto complacido a todos los congresistas la implorada Bendición Apostólica".

Síguenos en twitter.com/foxnewslatino
Agréganos en facebook.com/foxnewslatino