Los preparativos para recibir al papa Benedicto XVI en el Santuario de El Cobre durante su viaje a Cuba avanzan con obras de remodelación, ampliación y construcción en los alrededores de ese templo, que incluyen la casa que hospedará al Pontífice en su primera noche en la isla.

La residencia, que alojará al papa y cinco acompañantes, es una edificación moderna de una sola planta y a prueba de sismos, que cuenta con seis habitaciones climatizadas y tantos baños, cocina, comedor y sala, y se ubica a pocos metros del Santuario Nacional de la Virgen de la Caridad del Cobre.

La casa está prácticamente terminada y solo restan la pavimentación de la calle de acceso, así como muros, aceras y jardines, obras que deben estar listas para el 28 de febrero según dijo a Efe el ingeniero Fausto Veloz, a cargo de los trabajos.

Veloz, quien es jefe del Grupo de Construcción e Inversiones del Arzobispado de Santiago de Cuba, afirmó que entre los pendientes está la construcción de algunos "elementos de barrera" que exigieron como requerimiento de seguridad integrantes de la Guardia Suiza que visitaron las obras hace una semana.

El ingeniero explicó que la vivienda debe quedar "constreñida" entre un muro ya existente, las nuevas barreras que se levantarán y el antiguo seminario San Basilio Magno, donde se hospedará el resto del séquito de 11 personas que acompañará al papa al Santuario.

Benedicto XVI visitará en el mes de marzo México y Cuba, donde permanecerá entre los días 26 y 28 de ese mes y oficiará dos misas en las ciudades de Santiago de Cuba y La Habana.

Su llegada a la isla será por Santiago de Cuba (a unos 950 kilómetros al este de la capital cubana) y allí oficiará su primera misa pública.

De acuerdo con el programa previsto, esa noche el papa dormirá en El Cobre y al día siguiente realizará una visita privada al Santuario, ubicado a unos 20 kilómetros de Santiago de Cuba y dedicado a la Virgen de la Caridad del Cobre, patrona de la isla.

El viaje papal coincidirá con el Año Jubilar en Cuba por el IV Centenario del hallazgo de la imagen de la Virgen de la Caridad.

Las obras para remodelar y restaurar la edificación del Santuario fueron terminadas oficialmente en enero pasado, a pocos días de comenzar el Año Jubilar el 7 de enero.

Además del templo, el complejo del Santuario incluye una hospedería para peregrinos ,aún en reparación, y la casa de retiro y convivencia, que es como se denomina al antiguo seminario que acogerá al séquito del Papa y en cuya capilla el Pontífice oficiará una misa privada el 27 de marzo.

El sacerdote Eugenio Castellanos, al frente de la atención de los peregrinos y del Santuario, indicó a Efe que todas las obras mencionadas estaban en planes por motivo del Año Jubilar y antes de confirmarse la visita papal.

"Pero al venir el Santo Padre a pasar una noche aquí las condiciones de la casa tenían que tenerse listas y ha habido que adelantar la fecha de terminación", precisó Castellanos.

De hecho, la residencia que hospedará a Benedicto XVI, ya conocida por los habitantes de El Cobre como "la casa del Papa", lleva un año y medio en ejecución y fue concebida inicialmente como vivienda para una orden de religiosas.

Castellanos apuntó que también "se está haciendo nueva" una plazoleta junto al templo que se convertirá en una "plaza mariana" y en un futuro podrá acoger misas exteriores y otras celebraciones del Santuario al aire libre.