La violencia de género sigue siendo uno de los problemas más serios en Latinoamérica, donde "hay mucho abuso" físico y emocional contra las niñas y mujeres, dijo hoy a Efe el director de la ONG Plan en El Salvador, Rodrigo Bustos.

"Tenemos un problema bastante serio en la región (latinoamericana), que es el tema de la violencia de género", debido a que "hay mucho abuso tanto físico y emocional (contra las niñas y las mujeres), y también está el abuso sexual", dijo Bustos, tras presentar el informe "Estado mundial de las niñas 2011, Por ser niña".

"Es crítica la situación de violencia de género" que viven las mujeres, y "todos tenemos que hacernos cargo de ese problema, (...) porque es un problema crítico", sentenció Bustos.

Explicó que "hay bastante subregistro" sobre esta problemática, por lo cual "no se tiene un dato concreto".

Aunque aclaró, a manera de ejemplo, que sólo en El Salvador "cerca del 90 % de las denuncias por violencia de género son hechas por mujeres y solo un 10 % por hombres".

Reconoció que la región latinoamericana ha "tenido ciertos avances" en el combate de la desigualdad de género, "pero son muy lentos".

"Si bien es cierto hay más niñas y jóvenes estudiando; sin embargo, ellas no terminan porque quedan embarazadas o por problemas económicos; pero comparado con otras regiones como África o en Asia que ni siquiera entran al sistema escolar" la región está un poco mejor, indicó.

El informe que anualmente presenta la ONG Plan sobre la situación de las niñas a nivel mundial busca "combatir la desigualdad de género", según un comunicado de la institución.

Este año el tema central del estudio "fue qué rol deben jugar los niños y hombres con respecto a la igualdad de género", señaló Bustos, al tiempo que expresó que se escogieron dos países por cada región para hacer estudios de casos, entre ellos Brasil y El Salvador.

El director de la ONG indicó que "todos los países (del mundo) tienen problemas", y "los avances son bastantes lentos", pero que "definitivamente hay países mas críticos que otros".

"Por ejemplo, en África occidental hay prácticas culturales que son realmente lacerantes, como la mutilación genital femenina", resaltó.

De acuerdo con Bustos "los patrones culturales patriarcales y de masculinidad son una causa fundamental para la discriminación" hacia las mujeres a nivel mundial, pero sobre todo en Latinoamérica.