La representación de las mujeres en los consejos de administración de las grandes empresas sigue siendo escasa aunque continuó su incremento en 2011, cuando se situó en el 13,8 % a escala mundial, impulsada principalmente por los sistemas de cuotas aplicados en varios países europeos.

El estudio, que se realiza cada dos años, fue presentado hoy en una de las sedes del Banco Mundial en Washington por la Corporación Internacional de Mujeres Directivas (CWDI, en inglés), una organización de mujeres empresarias dedicada a promover la igualdad de género en las grandes corporaciones.

Francia y España lideran el aumento de representatividad desde 2004, cuando se comenzó a medir la presencia femenina en los principales consejos de administración internacionales, con un salto del 13,9 % y el 7,3 % en los últimos siete años, respectivamente.

Ana María Llopis, consejera de Société Générale y presidenta del grupo DIA, defendió, en una conversación con Efe, la presencia femenina en los cuadros directivos de la empresas, porque "en un momento de crisis la mujer trae un talento especial en la toma de decisiones, en la asunción de riesgos, en los temas de ética y de recursos humanos".

"El tema de las cuotas es interesantísimo: cuando hay cuotas que se ponen temporalmente, el proceso se acelera. Cuando la velocidad del movimiento no es suficiente, hay que acelerarlo", agregó tras la presentación del reporte.

A escala mundial, Estados Unidos encabeza la lista de porcentaje de mujeres en los consejos de administración con un 20,8 %, seguida por Francia, con un 20,1 %;, Reino Unido, con un 16,8 %, y Alemania, con un 15,4 %.

España, que en 2004 apenas contaba con un 1,9 % en 2004, registra en 2011 un 9,2 %, gracias en gran medida al sistema de cuotas exigido por las autoridades españolas en 2007.

De acuerdo con el informe, que estudia la situación en la lista de las 200 principales empresas mundiales publicada por la revista Fortune, este sistema de cuotas produce "a largo plazo un conjunto de directoras con experiencia, de modo que la diversidad de género deja de ser un problema".

Por compañías, la estadounidense Procter&Gamble encabeza la lista de paridad con un 45,6 % de mujeres en el consejo ejecutivo, seguida de la también estadounidense Wellpoint con un 41,7 % y la noruega Statoil con un 40 %.

China y Brasil, dos de las grandes economías emergentes, también registran una creciente representación femenina en las grandes empresas con un 8 %, en el caso del gigante asiático, y un 8,3 % en el del latinoamericano.