La clínica parisina de La Muette, en donde está previsto que la primera dama francesa, Carla Bruni, tenga al hijo que espera con el presidente Nicolas Sarkozy, ultima este fin de semana los preparativos para la llegada de ese bebé, informaron hoy los medios locales.

El semanario "Le Journal du Dimanche" (JDD) apuntó que desde ayer los fotógrafos que a lo largo de esta semana han hecho guardia a la entrada de ese establecimiento han sido alejados hasta el final de la calle en la que se encuentra la clínica, ubicada no excesivamente lejos del Palacio del Elíseo, la residencia presidencial.

La edición digital de la revista "Voici" añadió que desde esta mañana el aparcamiento de los coches de particulares en las calles que rodean ese edificio ha sido prohibido por orden de la dirección del orden público y de la circulación.

En esa clínica parisina la pareja presidencial, según indicó esta semana una fuente hospitalaria a la emisora "Europe 1", ha reservado una de las dos habitaciones "apartamento" del servicio de maternidad, y otras "tres o cuatro" individuales a razón de 250 euros la noche cada una.

Bruni, exmodelo y cantante, de 43 años de edad, salió de cuentas el pasado 1 de octubre, y desde entonces se han sucedido los rumores sobre el inminente parto, con el que llegará al Elíseo el primer bebé de un presidente.

Fuentes de la presidencia francesa citadas por JDD han precisado que pese a la constante especulación de la prensa el alumbramiento no se prevé hasta principios de esta semana, y calificaron de "una broma" la posibilidad de que el jefe del Estado se coja una baja por paternidad.

La codiciada fotografía de ese bebé, del que no se conoce el sexo, va a ser tarea casi imposible para la prensa. Bruni, en una entrevista a la cadena "TF1" concedida en septiembre, expresó su deseo de preservar al niño de toda exposición pública, porque "imponer" a sus hijos su imagen pública es un asunto que le inquietaba "enormemente".

Se tratará del segundo hijo de la exmodelo, madre de Aurélien, nacido en julio de 2001, y del cuarto del presidente, tras Pierre, de 26 años; y Jean, de 24, nacidos en su primer matrimonio, y Louis, de 14, en el segundo.