Las asociaciones de mujeres han calificado hoy de "muy buena noticia" que el Nobel de la Paz haya recaído en tres defensoras de los derechos de las mujeres a una participación plena en los procesos de paz, y han asegurado que "es un reconocimiento merecido".

La presidenta de Liberia, Ellen Johnson Sirleaf; la también liberiana Leymah Roberta Gbowee y la yemení Tawakul Karman han sido las premiadas por "su lucha no violenta por la seguridad de las mujeres y sus derechos a una participación plena en el trabajo de construcción de la paz", según el Comité Nobel noruego.

En declaraciones a Efe, la presidenta de la Federación de Mujeres Progresistas, Yolanda Besteiro, ha afirmado que "ya era hora" que se reconociera el papel de las mujeres en los procesos de paz, porque son ellas las que tras las guerras y las crisis humanitarias "las primeras en arrancar para continuar con el día a día".

"Las demandas de las mujeres siempre están destinadas a reconstruir las comunidades y nunca desde un punto de vista individual", ha afirmado Besteiro, quien ha deseado que el "merecido" premio sirva para que en los países árabes en los que se suceden las revueltas tengan en cuenta el papel y los derechos de éstas.

La presidenta de la Fundación Mujeres, Marisa Soleto, ha dicho a Efe que en la asociación "están muy contentas" no sólo porque se haya galardonado a tres mujeres, sino porque también se ha premiado a tres activistas que han tenido un papel relevante en los procesos de construcción de paz de sus respectivos países y ese "es un mensaje enormemente positivo".

"Las mujeres que participan en la 'primavera árabe' representan un mensaje muy claro de que los procesos de paz se construyen con las mujeres y desde el respeto de los derechos de las mujeres", ha sostenido Soleto.

Asimismo, ha concretado que tanto Johnson Sirleaf como Gbowee han sido dos mujeres que han hecho "una contribución impagable" al proceso de liberación de Liberia, un país que tuvieron que reconstruir "prácticamente desde las cenizas".

Por su parte, la presidenta de la Asociación de Mujeres Juristas Themis, Ángela Cerrillos, ha señalado que el hecho de que el Nobel de la Paz haya recaído en estas tres mujeres "es verdaderamente importante".

Cerrillos ha sostenido que si bien desconoce si el galardón servirá para incorporar de manera definitiva a la mujer en los procesos de paz, "sí es un paso importante" para lograrlo.

El Premio Nobel de la Paz es una de las seis modalidades de premios instituidos por el químico sueco Alfred Nobel que más veces ha sido otorgado a mujeres -15 hasta ahora-, al igual que el Nobel de Literatura.