Monumentos históricos de trece países de Iberoamérica, entre los que figuran dos de España, uno de Portugal y otros 20 de América Latina, forman parte de la lista de lugares que corren peligro de deterioro, anunció hoy la organización World Monuments Fund (WMF).

En España, según la relación que cada dos años publica WMF, necesitan ayuda el berrocal de Trujillo (Cáceres) y el barrio histórico del Cabanyal-Canyamelar en Valencia, y en Portugal el Jardín Botánico de Lisboa.

En América Latina están amenazados de deterioro diversos lugares en Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Cuba, Guatemala, Haití, México, Panamá, Perú y la República Dominicana, y entre ellos destacan los peruanos geoglifos de las Líneas de Nazca.

"Todos estos lugares pueden ser salvados, y creemos que será posible" lograrlo, indicó hoy la presidenta de WMF, Bonnie Burnham, durante una conferencia de prensa en Nueva York.

En esa lista aparecen otros 44 monumentos en África, así como en Oriente Medio (13), Asia (14), Estados Unidos (6), Europa (8) y Oceanía (1).

En particular, WMF subrayó que este año decidió incluir los más de 700 lugares afectados por el terremoto y posterior tsunami que asoló en marzo pasado el noreste de Japón como una entrada única, además de sumar otros monumentos como el complejo de viviendas Machiya en Kioto y el palacio Denchu Hirakushi en Tokio.

Burnham dijo sobre las Líneas de Nazca que es "uno de los monumentos más conocidos en todo el mundo" y que es urgente "regular el turismo ante el aumento de las lluvias y el fenómeno de El Niño".

"Hay un plan gubernamental en marcha, pero necesita de mayor cooperación institucional, a la que hay que incentivar antes de que sea demasiado tarde", añadió la presidenta de WMF, quien explicó que otro lugar histórico peruano como las ruinas de Machu Picchu no fue finalmente incluido en la relación de sitios amenazados, pero "sigue habiendo problemas".

Por países de América Latina, Argentina cuenta con tres lugares amenazados en la Casa sobre el Arroyo en Mar del Plata y Ciudad de la Plata, en la provincia de buenos Aires, y Pucará de Tilcara en Quebrada de Humahuaca (Jujuy), mientras en Bolivia corre peligro el Fuerte de Samaipatra en Santa Cruz, y Brasil debe cuidar mejor el centro histórico de Salvador de Bahía.

La lista de WMF también menciona el centro histórico de Santa Cruz de Mompox y las capillas coloniales de Tierradentro en Colombia, así como las iglesias parroquiales de San Juan Bautista de los Remedios en Santa Clara (Cuba) y San Dionisio en Higüey (República Dominicana).

Otros lugares históricos incluidos en la relación son las ruinas de Quiriguá y la desaparecida ciudad maya de El Zotz (Guatemala), mientras que en Haití son el llamado Barrio de Pan de Gengibre y el distrito histórico de Jacmel, en Puerto Príncipe y el Palacio de Sans Souci, en Melot.

México cuenta en la lista con la Ruta de la Amistad en el Distrito Federal y el puente colonial de Tequixtepec (Oaxaca), y en Panamá el deterioro afecta al antiguo cementerio chino de Way On en la capital.

Finalmente y además de las Líneas de Nazca, WMF recogió en su lista otros dos lugares históricos peruanos como la Alameda de los Descalzos y la Quinta de la Presa en Lima.

En Estados Unidos, sus autoridades tendrían que prestar más atención a determinados monumentos como el distrito histórico de Carleston (Carolina del Norte) o la localidad de Walpi, en el condado Navajo de Arizona.

También se incluyen diversos lugares del estado de Nueva York, como el edificio que se ubica en el número 510 de la Quinta Avenida o la Escuela de Pintura y Escultura de la ciudad, así como la localidad de Manitoga o el complejo gubernamental de Orange County, en Goshen.

Síguénos en twitter.com/foxnewslatino

Agreganos en facebook.com/foxnewslatino