La duquesa de Alba, Cayetana Fitz-James Stuart, la aristócrata española con más abolengo y una de las mujeres más ricas del país, se casa hoy en Sevilla por tercera vez y con un hombre 25 años más joven que ella.

La boda de Cayetana de Alba, de 85 años, con Alfonso Díez Carabantes, de 60 años, se celebrará en el Palacio de las Dueñas, en el centro de la ciudad de Sevilla.

Entre los invitados a la ceremonia, de carácter íntimo, estarán los hijos de la duquesa y Carmen Tello, esposa del torero Curro Romero y gran amiga de Cayetana de Alba, que ejercerá como madrina.

La ausencia más notable será la de Eugenia Martínez de Irujo, hija menor de la duquesa, aquejada en las últimas horas de un brote de varicela que le impide asistir al enlace.

Como toda boda que se precie, uno de los secretos mejor guardados es el vestido de la novia, que ha sido confeccionado por los diseñadores españoles Victorio&Lucchino a partir de muchas ideas que ha dado la duquesa.

Mujer de confesadas creencias católicas, Cayetana de Alba reconoció en una entrevista con Efe que nadie de su entorno ni de su familia la animó a seguir adelante con su boda con Alfonso Díez y que ha sido ella "sola" la que ha continuado con este proyecto.

Explicó que sólo ha encontrado opiniones en contra "hasta que se han dado cuenta del calibre de hombre que es".

María del Rosario Cayetana Victoria Alfonsa Fitz-James Stuart y de Silva, una de las personas con más títulos nobiliarios del mundo, es la actual duquesa de Alba y duquesa de Berwick, y titular de otros 49 títulos nobiliarios, veinte de los cuales son Grandeza de España.

El 12 de octubre de 1947 se casó con el ingeniero Pedro Luis Martínez de Irujo, hijo de los duques de Sotomayor, con quien que tuvo sus seis hijos.

Tras la muerte de su primer marido en 1972, la duquesa volvió a contraer matrimonio, en marzo de 1978, con el exsacerdote jesuita Jesús Aguirre y Ortiz de Zárate, que falleció en 2001.

A finales de 2008 la duquesa apareció en las portadas de algunas revistas acompañada por Alfonso Díez Carabantes, un funcionario del Estado, soltero y nacido en la ciudad española de Palencia en 1950.

En diciembre de ese año, la duquesa confirmó en un comunicado la existencia de una relación sentimental con Díez.

En julio pasado se conoció que la duquesa había repartido parte de su herencia personal e histórica entre sus hijos, lo que provocó cierto malestar entre algunos de sus herederos.