El Gobierno uruguayo, a través del Ministerio de Desarrollo Social (Mides), impulsará un plan para combatir la discriminación contra los transexuales y otros sectores desfavorecidos que incluye un programa para favorecer su acceso al empleo público, informaron hoy fuentes oficiales.

Según señaló a Efe la responsable del Departamento de Perspectivas Transversales del Mides, Patricia Gainza, la iniciativa sigue la línea establecida por el Gobierno de tomar "medidas concretas para desarrollar políticas más equitativas y con perspectiva de defender los derechos humanos".

"Entendemos que en ciertos casos hay que impulsar las conexiones concretas para llegar a algunas poblaciones excluidas a las que no se llega, y por eso hemos creado un plan de acción positiva orientado favorecer a los transexuales", indicó la funcionaria.

Así, una de las primeras medidas es la ampliación de los registros de datos del ministerio para que los datos reflejen sin discriminación el sexo de la persona como hombre, mujer o transexual.

Además de otorgarle normalidad a los transexuales en el trato con la administración, esto permitirá contar con un censo más preciso, una iniciativa que se pretende expandir a otros ámbitos burocráticos.

Asimismo se buscará crear acciones para incorporar a los transexuales a los trabajos públicos de ayuda social sin emplear no tanto un sistema de cuotas, sino de preferencia a la hora de ser admitidos.

"Nos pareció adecuado generar estrategias de llegada, llevarles directamente la información sobre los derechos y las oportunidades que tienen y que se acerquen al programa, al que podrán acceder sin que haya una cuota", explicó Gainza.

Otra medida para atender a los transexuales es la eliminación del requisito de tener menores a cargo para recibir la tarjeta que habilita para obtener ayudas sociales, lo que abre las puertas para que puedan percibir servicios de los que antes estaban excluidos.

El último punto de las políticas será hacer una campaña de sensibilización y educación en colaboración con la Universidad de la República para capacitar a funcionarios públicos en la aplicación de las leyes de defensa de los transexuales, como la que habilita el cambio de nombre y género en los registros públicos.

En conjunto, estas normas serán "un paso importante para el empoderamiento y para evitar su discriminación", acotó Gainza.