Tres cartas manuscritas que James Dean escribió a su novia Barbara Glenn en los años 50 serán subastadas junto con algunas fotografías del actor estadounidense el 23 de noviembre en la casa Christie's de Londres.

Las misivas, en las que Dean narra sus experiencias en Broadway (zona de teatros de Nueva York) o expresa su soledad, proceden del archivo familiar de Glenn, con quien el actor salió durante dos años.

En una de las cartas, escrita el 10 de enero de 1954 -el año anterior a su muerte en accidente de coche en 1955- desde un hotel de Filadelfia, el actor da cuenta de los ensayos para la adaptación para Broadway de "The Immoralist", un montaje que considera "una porquería" pero del que pronostica que "probablemente será un enorme éxito".

De hecho, las buenas críticas que recibió le abrieron puertas en su carrera y a las pocas semanas se trasladó a Los Ángeles, cuna de la industria cinematográfica estadounidense.

En otra carta, escrita en mayo del mismo año, mientras filmaba "Al este del Edén" -su primer papel protagonista-, Dean se queja de que Barbara, joven aspirante a actriz, haya aceptado un contrato para posar en bañador: "eso es venderse barato", dice él.

En la tercera carta bromea con que su relación puede estar a punto de romperse al afirmar: "cariño, no te he escrito porque me he enamorado".

Sin embargo, resulta que solo se refiere a su caballo "Cisco the kid". Y, tras explicar lo solo que se siente en esa misma misiva, le agradece a ella "las cartas más bonitas y dulces del mundo".

Según ha indicado Christie's, la pareja pudo haberse conocido mediante un amigo común, el actor Martin Landau, en Nueva York.

El hijo de Barbara Glenn, el cineasta Keith Gordon, quien ha puesto la correspondencia a la venta, dijo esperar que el comprador del lote pueda disfrutar de las cartas tanto como su madre lo hizo y él mismo al profundizar en la historia de amor.

"Eran actores jóvenes empezando y luchando juntos. Ella nunca habló de su romance en detalle, pero yo sabía que Jimmy fue su primera relación seria y madura", declara.

"Al parecer fue muy intensa y hubo muchas rupturas y reconciliaciones, pero ella se mantuvo como su confidente incluso en los momentos de separación", añadió.

Finalmente, la actriz rompió con Dean y se unió al actor y director Mark Gordon, padre de Keith, "con la bendición de Jimmy", quien, como ella, sabía que su relación "estaba demasiado llena de drama como para jamás ser estable", de acuerdo con el hijo de Barbara.

Según el director de cultura popular de Christie's, Neil Roberts, las cartas, valoradas en unas 16.000 libras (18.600 euros o 25.000 dólares), "son una ventana a la mente de la estrella de cine", y revelan una parte de su personalidad poco conocida, "una persona sola, insegura y afectuosa dedicada a su arte".

Nacido el 8 de febrero de 1931 en el estado de Indiana (EEUU), Dean, considerado hoy símbolo del glamour del viejo Hollywood, tuvo una corta pero fructífera carrera teatral y cinematográfica, que se vio truncada en 1955 cuando murió en un accidente de coche en California a los 24 años.