El multimillonario francés François-Henri Pinault, asegura que ya propuso a Linda Evangelista ayudar a esta a educar a su hijo en común con una pensión, pero que la supermodelo no respondió a su ofrecimiento.

Pinault, casado con la actriz mexicana Salma Hayek, con la que tiene una hija, Valentina Paloma, recordó a la revista "Elle" que el pequeño Augustin James lleva su nombre y se mostró sorprendido por la demanda de Evangelista, que el pasado mes pidió una pensión de 46.000 dólares al mes (unos 33.000 euros) para mantener al hijo de ambos.

Sobre todo porque asegura que se mostró dispuesto desde el principio a "participar en la financiación de la educación de Augustin, en cantidad similar a la que paga por los dos hijos nacidos de su primer matrimonio", aseguró en las páginas de "Elle".

"Mi hijo se llama Augustin Evangelista Pinault, le reconocí en 2007", declara Pinault, quien tuvo al pequeño durante una ruptura de su relación con Salma Hayek, con la que volvió posteriormente y con quien contrajo matrimonio en 2009.

"Augustin nació el 11 de octubre de 2006, cuando ya hacía más de ocho meses que sus padres se habían separado", recuerda Pinault, quien agrega: "siempre que es posible, hago que participe en mi vida de familia en Estados Unidos o en Francia, especialmente con su hermana Valentina, nacida en septiembre de 2007; está totalmente integrado en mi familia".

Además de la cantidad mencionada, Evangelista presentó una demanda en Nueva York para obtener otros 80.000 dólares anuales (unos 58.000 euros) para contratar una niñera interna.

El abogado de la modelo, William Beslow, afirmó al presentar la demanda que Pinault todavía no se había gastado un dólar en el pequeño Augustin James.

El representante legal de Pinault, David Aaronson, cuestionó entonces que Evangelista necesitara ese dinero para mantener al niño.

Pinault es heredero de la fortuna del dueño del grupo de lujo PPR, propietario entre otras de las firmas Gucci, Yves Saint Laurent, Balenciaga y Puma.

Linda Evangelista, que en los noventa fue una de las "top models" más destacadas junto a Cindy Crawford, Naomi Campbell y Claudia Schiffer, tiene una fortuna que la prensa estadounidense valoró en agosto en 8 millones de dólares (unos 6 millones de euros).