La ONU reconoció hoy que entre sus prioridades está todavía la mejora de la vida de las personas que sufren discapacidades y apostó por que los Gobiernos inicien una "nueva fase" para defender los derechos de esos individuos en aplicación de la convención internacional que los ampara.

Así lo aseguró la subsecretaria general de la ONU, Asha-Rose Migiro, quien inauguró hoy la IV Conferencia de Estados Parte de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, en la que participan varios centenares de representantes de países, entre ellos España, y organizaciones no gubernamentales.

Casi cinco años después de la adopción de la Convención, son demasiados los discapacitados "a quienes se niegan los derechos que deberían tener garantizados. Mientras eso ocurra, no podemos descansar", aseguró Migiro en su intervención.

La subsecretaria general de la ONU aplaudió el camino recorrido en todo el mundo desde que consensuó la convención internacional y destacó que es más importante que nunca que se reconozca "la verdad universal" que supone que "las personas con discapacidades deben disfrutar completamente de los mismos derechos humanos y libertades fundamentales que el resto de los ciudadanos".

Migiro subrayó la importancia de que la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad haya recibido la "rápida ratificación de más de cien Estados", pero animó a esos países a que la apliquen completamente en sus legislaciones y llamó a quienes no la han adoptado que lo hagan con celeridad.

"Tenemos que dar a este asunto la atención que se merece más allá de una sala de conferencias. Tenemos que decirle al mundo que las personas con discapacidades pueden contribuir enormemente al progreso", aseveró la diplomática.

La IV Conferencia de Estados Parte de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad se celebra en la sede central de la ONU en Nueva York desde este miércoles y hasta el viernes e incluye distintos actos.

Entre los representantes que participaron en esta primera jornada estuvo la secretaria general de Política Social y Consumo de España, Isabel Martínez Lozano, quien aseguró que su país da ahora "los últimos pasos necesarios para completar la adopción de la Convención de la ONU sobre los derechos de las personas con discapacidad en todo el sistema legal, y darle así pleno contenido".

"Para España, la defensa de los intereses de las personas con discapacidad seguirá siendo una de las prioridades en la agenda", dijo Martínez Lozano, que aseguró que, "a pesar de que la economía y la crisis está dominando la agenda política en estos momentos", el país se compromete a seguir "combatiendo prácticas colectivas que comportan formas intolerables de discriminación".

La representante española recordó, asimismo, la reciente promulgación de una ley en la que se modifican 19 leyes previas para adaptarlas "plenamente, en su terminología, alcance y efectividad a lo recogido en la Convención de la ONU".

España organizó hoy en la sede de Naciones Unidos un debate moderado por Martínez Lozano en el que se analizó la situación de los derechos de los discapacitados y en el que se presento el estudio "Pobreza, discapacidad y derechos humanos". EFE