El Gobierno de Afganistán ha decidido poner coto al estratosférico gasto en bodas de las familias afganas, que obliga a muchas a endeudarse en un país azotado por la guerra y donde parte de la población vive en la absoluta pobreza. En la imagen, modelos de vestidos de boda en un establecimiento de Kabul. EFE