Un pulpo gigante, un parapente, un caballito de mar, un tren, entre otros, volaron en el cielo de la turística Cartagena de Indias (norte de Colombia), durante el tercer Festival Internacional de Cometas.

En esta cita, que marca la llegada de la temporada de vientos de agosto, participaron "cometeros" de Estados Unidos, Bonaire, Guatemala, Curazao, Aruba, Holanda y Colombia, que con estos astros de papel, tridimensionales y acrobáticos, mostraron sus habilidades en este milenario y popular arte.

El "cometero" colombiano Hernán Darío Londoño, con 35 años elevando y fabricando cometas, dijo a Efe que elevarlas es un deporte que 'desestresa', "un ejercicio que uno hace aquí los domingos cuando sale con la familia, es un deporte de familia".

Londoño comentó que uno de los placeres de elevar cometas radica en que después de pasar horas y horas fabricándola "uno la saca a volar a ver si lo que hizo vuela" y reveló que ha hecho "trenes, barcos y ahora estoy haciendo un carro que aquí se llama escalera".

Las cometas tridimensionales son las "que tienen muchas figuras", explica el fabricante, y los vientos cuando le pegan la remontan mucho "porque entra lateral, entra frontal y la estabiliza mucho en el aire".

También indicó que hay "cometas muy complejas de hacer y por complejas es bueno ensimismarse con una cometa de esas porque mientras más trabajo tiene, mejor es cuando la pone a volar y mirar si sí voló o no voló".

Londoño reconoce que pertenece a un grupo de cometeros en Medellín (noroeste) que se llama Bóreas.

"Nos reunimos normalmente cada ochos días a hacer este tipo de eventos, elevamos cometas, así esté lloviendo, relampagueando, como esté el tiempo nos vamos a elevar cometa, muchas veces el aguacero a un lado y nosotros con las cometas en el aire", relata con brillo en los ojos.

Fanor Domingo Flores, por su parte, aprovechó el festival y llevó a su pequeño hijo para apreciar los coloridos diseños de las gigantescas cometas.

Flores dijo a Efe que "es tradicional acá en la ciudad de Cartagena y en el mes de agosto traer las cometas que antiguamente eran los barriletes".

Los niños, añadió, "se distraen y los adultos recuerdan aquellos viejos tiempos en que elevábamos las cometas en nuestros barrios", recordó Flores.

Este popular artefacto volador de papel o tela liviana, fue inventado por los chinos y su aparición data de 1200 antes de Cristo, y aunque se le han dado diversos usos que van desde servir de herramienta para la pesca o señalamiento marítimo, su principal función es la diversión de quien la eleva.