Rusia perdió hoy la conexión con el satélite Express-AM4 lanzado anoche desde el cosmódromo Baikonur a bordo del cohete Protón y no tiene constancia de que se haya colocado en órbita, informaron agencias locales.

Llegada la hora de la separación del satélite del bloque acelerador Briz-M, el centro de control no recibió la información telemétrica sobre la posición del Express AM4, afirmó una fuente de la industria aeroespacial a la agencia Interfax.

El satélite, fruto de la colaboración entre la compañía europea Astrium y el Centro de diseño Jrúnichev ruso, está construido sobre la base de la plataforma Eurostar E3000.

Pesa 5.775 kilogramos y está dotado de 57 transpondedores de diferentes bandas destinadas a asegurar la cobertura del territorio ruso y de la Comunidad de Estados Independientes (exrepúblicas soviéticas).

Rusia perdió el pasado 1 de febrero un satélite militar geodésico después de que el aparato entrara en órbita elíptica y no circular, como estaba previsto.

Con anterioridad, Rusia perdió otros tres satélites que había lanzado para completar su sistema de posicionamiento global GLONASS.

Los tres satélites cayeron en el océano Pacífico, a 1.500 kilómetros de las islas de Hawai, en una zona alejada de las rutas de navegación.