El príncipe Christian de Dinamarca, hijo de los príncipes herederos Federico y Mary, se convirtió hoy en el primer miembro de la Casa Real danesa en ir a una escuela pública.

Christian, que cumplirá seis años en octubre, realizará toda la primaria en la escuela de Tranegård, situada en Hellerup, en el extrarradio de Copenhague, y uno de los ayuntamientos más ricos de Dinamarca.

Los príncipes herederos de Noruega, Haakon y Mette-Marit, ya hicieron lo mismo hace un año con su hija mayor, la princesa Ingrid-Alexandra, que sigue la educación primaria en una escuela pública cercana a Oslo.

Christian es el primogénito de Federico y Mary, que tienen tres hijos más: Isabella, de 4 años, y los gemelos Vicente y Josefina, de 7 meses.